1

“La biodiversidad actual es casi la misma que antes de la guerra. Esto era difícil de pensar cuando comenzamos a replantar en 1978: las 40.000 hectáreas del bosque eran un desierto y apenas quedaba un árbol en pie”, rememora Le Duc Tuan, secretario ejecutivo de la Reserva de la Biosfera de Can Gio, reconocida por la UNESCO por su alto valor ecológico.