1
El práctico esperaba al petrolero al abrigo de la península de la torre de Hércules, y ordenó a los dos remolcadores, preparados para auxiliar en la maniobra de atraque, que se situasen señalizando al Mar Egeo la enfilación de punta Mera. Hacia las 4.20 horas, ya rebasadas las Yacentes, y dado el prudente resguardo, el barco metió la caña a babor, pero su caída fue muy lenta y el tiempo se deterioraba muy rápidamente. Como quiera que el buque no alcanzaba el rumbo de la enfilación de Mera, su capitán ordenó avante toda, para ganar capacidad de maniobra y, al mismo tiempo, metió toda la caña a babor buscando la enfilación. Pero el buque continuaba sin responder. El práctico llegó a bordo después de que el barco hubiera embarrancado en las Galeiriñas, en la costa norte de la torre de Hércules.