1

Ayer, tras cuatro meses de trabajo a escasos cincuenta metros del cráter, el barco, con el equipo científico y técnico, regresaba a su base en Vigo habiendo cumplido con éxito una misión sin precedentes que ha logrado, gracias a su información constante sobre la evolución del volcán, contribuir a mantener a salvo a la población y obtener resultados únicos sobre el vulcanismo submarino.