1
La cifra de muertos por una tormenta que azotó la isla principal de Filipinas durante el fin de semana se ha elevado a al menos 39 personas, dijeron el miércoles funcionarios.

La tormenta tropical Koppu, que tocó tierra como un poderoso tifón en el noreste de Filipinas el domingo antes de su debilitamiento, obligó a más de 100.000 habitantes a alojarse en refugios de emergencia y destruyó los campos de arroz listos para la cosecha.



La tormenta soplaba el martes lejos de la isla principal de Luzón y el miércoles por la mañana estaba sobre el Canal Balintang en extremo norte del país, con vientos de 55 kilómetros (34 millas) por hora cerca de su centro, de acuerdo con la oficina meteorológica del gobierno.

Al menos 39 personas murieron en la tormenta, sobre todo debido a ahogamientos, derrumbes, árboles caídos y paredes que se derrumbaron, dijeron funcionarios de defensa civil. Varias personas siguen desaparecidas y más de 500.000 se vieron afectadas por Koppu, incluidas 107.000 que huyeron a los centros de evacuación.

Agencias de respuesta a desastres dijeron que la lluvia caída por la tormenta en el norte montañoso fluía por ríos e inundó poblados aguas abajo en las provincias incluyendo Pangasinan, donde el lunes se evacuaron a miles de residentes.