1
El accidentado Ro-Ro Modern Express está a la deriva escorado y encallará en la costa atlántica al suroeste de Francia si un nuevo intento para remolcarla a puerto falla el lunes, dijo un funcionario marítimo francés.

El buque de 164 metros de largo, que transportaba 3.600 toneladas de madera, junto con maquinaria de construcción de Gabón a Francia, ha estado a la deriva hacia la costa desde que su tripulación fue evacuada en helicóptero la semana pasada.

El buque perdió la energía el martes de la semana pasada, y las autoridades creen que su carga puede haber sufrido modificaciones en mar gruesa, haciendo que el buque se escore (unos 50 grados) hacia un lado. Según algunos informes, el buque es estable en la orientación y no hay peligro inmediato de zozobra o hundimiento.

El barco en dificultades está a unos 100 kilómetros de la ciudad turística de Arcachon y golpearía la costa francesa en algún momento entre la noche del lunes y y el martes por la noche a menos que sea exitoso un último esfuerzo de rescate el lunes, dijo a la prensa el domingo por la tarde Manuel de Oliveira, el jefe de la autoridad de la costa atlántica de Francia,.

"Hasta hoy el mar es más fuerte que nosotros", dijo. "Todavía hay una ventana favorable mañana para tratar de conectar un remolcador".

Los remolcadores de salvamento Smit trataron de conectar la semana pasada un cable de remolque a la nave con problemas, pero hasta ahora todos los intentos han fracasado debido al mal tiempo. Si de nuevo fallan los intentos el lunes se espera que la nave para llegue a la costa en algún lugar del departamento administrativo de Landes, al sur de Arcachon.

Un miembro del equipo de salvamento se lesionó la semana pasada en los intentos anteriores, y los fuertes vientos y mar gruesa descartaron operaciones de remolque el domingo.

No había ninguna señal de fugas de carburante del buque paralizado pero las autoridades querían remolcar el buque para limitar cualquier contaminación del medio ambiente si encalla, dijo de Oliviera.

La inclinación máxima del buque, así como las difíciles condiciones del mar habían impedido hasta ahora que los equipos embarcasen, pero se pronostican condiciones climáticas más tranquilas para el lunes.