1
Los científicos están preocupados que la alimentación de los peces más grande del mundo, la máxima atracción, podría tener efectos negativos sobre su comportamiento.



Los tiburones ballena son los peces más grandes del mundo y nadar con ellos se ha convertido en un atractivo turístico de primer orden en las Filipinas.

Pero los científicos están preocupados por el impacto que el turismo pudiera tener en los gigantes marinos.