1
Científicos como Linette Boisvert de la NASA quieren saber cómo está contribuyendo este proceso a un Ártico más cálido y húmedo. Una manera de averiguarlo es mirando el balance de energía en la superficie marina. Las áreas de océano sin hielo absorben más calor del Sol y se calientan, aumentando la humedad cerca de la superficie. Cuando la humedad en la superficie es mayor que la del aire que la recubre, la humedad es liberada a la atmósfera. En su forma de vapor, el agua es un gas de efecto invernadero que puede conducir a un mayor calentamiento y a más pérdida de hielo.