1

Los fuertes vientos asociados al cambio climático y al agujero en la capa de ozono están impulsando un aumento constante en el hielo marino antártico, así como los niveles del Ártico continúan reduciéndose drásticamente, según un informe reciente.