1

Conseguir un mejillón que no coja bacterias, una almeja que no se contagie con virus y una vieira libre de hongos. Bivalvos inmunes a los organismos patógenos y por tanto una apuesta económica más segura para su comercialización, ese es el objetivo de las investigaciones del CSIC.