1
Del 23 de marzo al 5 de abril, un equipo llevará a cabo una Demostración de Tecnología en el Golfo de México a bordo del barco Okeanos Explorer de la NOAA para probar tres nuevas tecnologías de exploración.

Estas tecnologías incluyen un nuevo sistema de perfilador de aguas medias para explorar las distribuciones y la dinámica de los organismos en la columna de agua, un cable para medir simultáneamente la temperatura del agua a lo largo de los 1.300 metros (4.265 pies) de cable, y un nuevo sonar de haz dividido.









La Demostración de Tecnología en el Golfo de México es el primer crucero operacional a bordo del barco Okeanos Explorer de la NOAA en 2018. Durante este crucero, se intentará algo que nunca antes se ha probado: Llevar a cabo primeros proyectos de demostración de tecnología emergente. Del 23 de marzo al 5 de abril, se trabajará con tres nuevas tecnologías.

En primer lugar, trabajando en asociación con el Instituto Cooperativo de Exploración, Investigación y Tecnología Oceánicas (CIOERT), se probará su nuevo sistema de perfilador de aguas medias. Este sistema está diseñado para explorar las distribuciones y dinámicas de organismos que van desde escalas microbianas (micras) a toneladas (metros) en zonas mesopelágicas (desde aproximadamente 200 a 1.000 metros, 656 a 3,280 pies, de profundidad) del océano. Para lograr este objetivo, el equipo de CIOERT integrará numerosos sensores en uno o dos paquetes. Los sensores incluyen microscopía holográfica digital, una cámara de técnica de análisis de plancton espacial (SPLAT), lidar de generación de imágenes y muchos otros.

El segundo proyecto está en asociación con el Centro Naval de Guerra Submarina para probar una nueva tecnología en la que están trabajando llamada el Cable de Remolque Instrumentado. Este cable se parece a un cable CTD estándar y tiene la misma resistencia, pero al aprovechar la comprensión avanzada de la fibra óptica, el cable de remolque instrumentado puede medir simultáneamente la temperatura a lo largo de los 1.300 metros (4.265 pies) de cable. Esta tecnología proporcionará a los investigadores una gran mejora en la detección del océano y puede incluso registrar el paso de las olas internas en tiempo real.

El proyecto final está en asociación con el Centro de Mapas Costeros y Oceánicos (CCOM) de la Universidad de New Hampshire para probar un nuevo sonar de haz dividido Simrad EK80 en un entorno operativo y probar su capacidad de detección de filtraciones junto con los sonares multihaz y EK60 del Okeanos Explorer.