1
El uso de las bolsas de plástico supone un impacto ambiental en los ecosistemas marinos de una magnitud incalculable del que todos y todas somos responsables.