1

A pesar de lo que se pueda pensar, en los largos sistemas de cuevas subterráneas hay vida. Y no sólo microbiana. La biodiversidad en este tipo de hábitats es relativamente amplia y siempre que se encuentra una especie nueva da sorpresas. En el último caso, un pequeño pez con la particularidad de tener el ano justo detrás de la cabeza.

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    3 + 2 =



Quien ha votado este artículo

Subir imagen(s)

amblyopsis-hoosieri.jpg