1
La vida marina ya no necesitará sufrir efectos secundarios procedentes de la eliminación irresponsable de envases de cerveza, gracias a una pequeña fábrica de cerveza de Estados Unidos.

Usando el trigo y la cebada sobrante del proceso de la elaboración de la cerveza, a Saltwater Brewery en Florida se le ocurrió una alternativa comestible y biodegradable para el plástico que contiene seis paquetes de cerveza juntos.



A diferencia de los anillos de plástico, que pueden envenenar o enredar la vida marina, los anillos comestibles no pueden dañar a los animales. No sólo se descomponen en el agua, también son comestibles.

Si bien los detalles exactos del proceso de fabricación son un misterio, y aún no se ha demostrado la eficacia del producto, el desarrollo es un paso hacia un océano limpio.

Si la eliminación de plástico se deja sin control, en 2050 su cantidad será mayor que el número de peces en el océano, según un informe presentado en enero en el Foro Económico Mundial.