1
Un volcán activo en el centro de Filipinas lanzó cenizas al aire el sábado, lo que provocó que la agencia de desastres del país ordenara la evacuación inmediata de los residentes en las aldeas cercanas.

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs) dijo que estaba monitoreando de cerca el volcán Mayon en la provincia de Albay, que entró en erupción por última vez en 2014.

La erupción más destructiva de Mayon fue en febrero de 1841, cuando los flujos de lava enterraron una ciudad y mataron a 1.200 personas.

El volcán, conocido por su forma de cono casi perfecto, está en el nivel de alerta más bajo a pesar de una "erupción freática o impulsada por vapor", lo que significa que las personas no pueden permanecer dentro de una "zona de peligro permanente" de seis kilómetros, dijo Phivolcs.

Esto también sugiere que no hay una gran erupción inminente, pero el Consejo Provincial de Gestión de la Reducción del Riesgo de Desastres dijo que había ordenado la evacuación de los residentes para la seguridad de su salud debido a la esperada caída de cenizas.

No estaba inmediatamente claro cuántos residentes tuvieron que abandonar la zona de peligro.

A los que se encontraban dentro de la ladera del volcán, pero fuera de la zona de peligro, se les dijo que tomaran medidas de precaución contra posibles derrumbes de techos debido a la acumulación de ceniza y agua de lluvia.

"El comportamiento anormal del volcán comenzó a fines del año pasado y parece que empieza otro", dijo el jefe de Phivolcs, Renato Solidum.