1
A pesar de que las conocemos y tememos de vez en cuando nos sorprenden, como acaba de ocurrir con la ortiga de mar (Chrysaora quinquecirrha), una especie muy extendida de unos 25 cm de diámetro con líneas radiales marrones que ha resultado que no es una, sino dos especies diferentes que hasta ahora confundíamos en una.