2
Los océanos tienen muchos impactos, pero hay uno en especial que es una receta para el desastre: la pesca de arrastre. La pesca de arrastre de profundidad daña y sobreexplota los caladeros, esquilma a su paso, corales de aguas frías, especies que desconocemos, tiburones de profundidad, todo es capturado o destrozado a su paso. Además no es nada eficiente, entre el 20% y el 60% de lo capturado se tira por la borda por no tener valor comercial.