1
7 Vistas

Ahora sí que estamos condenados, y uno que le tenía miedo a la DARPA. Unos estudiantes se han creado una gigantesca medusa autómata que claramente indica el principio del fin para todos aquellos que ya de por sí temen al agua. La bestia del Virginia Tech College of Engineerin tiene un tamaño de casi dos metros de ancho y le hace honor a la medusa león, en cuya forma está basada. Además de asustar a medio balneario, con esta medusa robótica los estudiantes consiguieron demostrar que la eficiencia energética era superior a la de una de menor tamaño.







¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas