1
Algunos de los casos más recientes de fraude alimentario implicaron la venta de carne de caballo como carne de res y de sal de carretera como sal de alimentos, el uso de alcohol con metanol en bebidas alcohólicas, la detección de grasas contaminadas con dioxinas en piensos para animales, etiquetas que indicaban una especie equivocada de peces y el mal etiquetado de productos del mar, señalaron los eurodiputados.