1
No importa cuán grande o poderoso sea un país, nunca puede justificar el reclamo sobre un mar entero o utilizar la fuerza para hacer valer dicha reclamación, dijo el secretario de Relaciones Exteriores de Filipinas, Albert del Rosario, en un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en respuesta a la insistencia de China de que el Mar del Oeste de Filipinas es de ellos.

"El mundo no puede permitir que un país, no importa lo poderoso que sea, reclamae un mar entero como propia ni debe permitir que la coacción sea un mecanismo de solución de controversias aceptable", dijo Del Rosario en la 70a Asamblea General de la ONU el pasado 02 de octubre.

También pidió a China que se una a las deliberaciones sobre el caso presentado por Manila ante El tribunal de arbitraje de la ONU con sede en La Haya impugnando reclamo masivo de Pekín en el Mar del Oeste de Filipinas.

"Con el creciente apoyo de la comunidad internacional en la solución pacífica de las disputas en el Mar Meridional de China, incluyendo a través del arbitraje, Filipinas considera que el resultado final de este proceso de arbitraje allanaría el camino para un arreglo de las disputas marítimas", dijo Del Rosario.

Dijo que Manila espera ver que por fin las acciones de Beijing coincidan con sus declaraciones para que hubiera flexibilización real de las tensiones en el Oeste de Filipinas y el Mar del Sur de China.

En respuesta a Del Rosario, la delegación china, dijo que mientras que China quería una solución pacífica de conformidad con el derecho internacional, reiteró su preferencia por negociaciones directas y consultas.