1
Las Filipinas, Camboya y la India fueron los países más afectados por los fenómenos meteorológicos extremos en 2013, según un estudio dado a conocer el martes en Lima durante las conversaciones de la ONU de un acuerdo global para limitar el cambio climático.

El informe de Germanwatch, un think-tank financiado en parte por el gobierno alemán, dijo que las Filipinas sufrieron más porque murieron 6.300 personas cuando el tifón Haiyan le golpeó hace un año y causó $ 13 mil millones en daños.

Una nueva tormenta amenaza ahora el país.

En general, el estudio encontró que han muerto en todo el mundo más de 530.000 personas en 15.000 eventos climáticos extremos en las dos últimas décadas, incluyendo inundaciones, deslizamientos de tierra y sequías, con pérdidas económicas de $ 2170 mil millones.

El clima extremo "no es sólo un problema para el futuro lejano", dijo Sonke Kreft, uno de los autores, en una conferencia de prensa. Camboya fue golpeada por graves monzones e India fue azotada por el tifón Phailin que causo daños por $ 4000 millones en los cultivos.

El Panel de científicos del clima de las Naciones Unidas ha dicho que los impactos del calentamiento global se pueden encontrar en todos los continentes, con aumento de las temperaturas que causan más olas de calor, lluvias y aumento del nivel del mar.

Los científicos dicen que está aumentando la frecuencia de algunos climas extremos, pero que es difícil vincular el cambio climático a los fenómenos meteorológicos individuales. Este año está en camino de ser uno de los más cálidos de la historia.

"Las víctimas siguen siendo las víctimas",dijo en una conferencia de prensa Heherson Alvarez, delegado de las Filipinas, donde los primeros lugares están dominados por las naciones en desarrollo.

El estudio Germanwatch se basa en cifras de muertos por clima extremo, muertes por cada 100.000 habitantes, pérdidas económicas absolutas y pérdidas como porcentaje del producto interno bruto.

Los delegados de casi 200 naciones se reunirán en Lima del 1 al 12 de diciembre para trabajar en un acuerdo, que será refrendado en París a finales de 2015, para combatir el cambio climático.