1
6 Vistas
Filipinas ha desestimado las críticas de China a su plan para reparar instalaciones militares en el Mar del Oeste de Filipinas (Mar del Sur de China), diciendo que tiene derechos de soberanía sobre territorios en las zonas en disputa.

Las actividades de Filipinas no son "de ninguna manera comparables a las masivas actividades de recuperación de China" en las aguas, dijo el portavoz de la Secretaría de Relaciones Exteriores (DFA), Charles Jose.

Jose dijo que las acusaciones de que Filipinas estaba siendo "hipócrita" no serían en detrimento de las propias acciones de Beijing que están criando tensiones regionales.

La declaración de Jose fue la última andanada en una guerra de palabras cada vez más tensas sobre el mar, algunas de cuyas partes son reclamadas por ambos países, así como Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

"El posible compromiso de Filipinas en el mantenimiento y reparaciones necesarias en sus instalaciones existentes en el Mar del Oeste de Filipinas... no es de ninguna manera comparable a las masivas actividades de recuperación de China, que no sólo violan el derecho internacional... sino que también elevan innecesariamente las tensiones", dijo Jose.

El Mar del Oeste de Filipinas es el nombre que Filipinas ha dado a la parte del Mar del sur de China donde tropas filipinas y civiles ocupan algunas islas.

Filipinas ha sido recientemente entre los más activos en criticar el desarrollo de afloramientos aislados en las aguas de China en grandes instalaciones capaces de albergar bases e incluso pistas de aterrizaje.

El secretario de Relaciones Exteriores Albert del Rosario dijo que Filipinas reanudaría su propia construcción de las instalaciones en el mar, lo que provocó que el portavoz de la cancillería china Hua Chunying denunciase el viernes sus declaraciones.

"Esto no sólo viola la soberanía territorial de China, sino también revela la naturaleza hipócrita [de Filipinas]", había dicho Hua.

En respuesta, Jose dijo: "la reciente declaración de China no nos debe distraer de los verdaderos problemas en el Mar del Sur de China, que son un reclamo ilegítimo de la Línea de los Nueve Guiones de China y la conducta unilateral y agresiva de China en la afirmación de la reclamación, como se ejemplifica por su masiva y desenfrenada regeneración".

En respuesta a la polémica, el presidente Aquino afirmó su apoyo a Del Rosario, dijo ayer su portavoz adjunto Abigail Valte.

Valte dijo que las reparaciones de las instalaciones de Filipinas no violarían la Declaración sobre el Código de Conducta firmado entre China y países del sudeste asiático en 2002. El acuerdo no vinculante pretende evitar aumentar las tensiones en el territorio disputado.

Valte destacó que Filipinas había dejado clara su postura en un reto que había presentado ante un tribunal de las Naciones Unidas en marzo de 2014 para declarar lo que dijo era la alegación de China y el 70 por ciento del mar como ilegal.

Filipinas también ha presentado numerosas protestas diplomáticas contra lo que llama los esfuerzos de China para hacer valer sus pretensiones al territorio que aparece en varios mapas chinos.

Filipinas suspendió las actividades el año pasado debido a las preocupaciones acerca de su efecto sobre la demanda arbitral contra China. El tribunal de la ONU se debe pronunciar a principios del próximo año en el desafío de Filipinas a las alegaciones de China.

En octubre pasado, Filipinas pidió a todos los estados demandantes detener las obras de construcción en las pequeñas islas y arrecifes en el Mar del Sur de China. La propia China está llevando a cabo un masivo trabajo de recuperación en la zona mientras que Taiwán, Malasia y Vietnam también han ido mejorando sus instalaciones.

La DFA ha llamado anteriormente a la comunidad internacional para instar a China a detener su trabajo de recuperación en las áreas reclamadas por filipina que, según informes, cubren 60 hectáreas. Se estaban construyendo grandes estructuras descritas por los funcionarios como iguales que "un centro comercial".

Funcionarios filipinos están preocupados de que las acciones unilaterales de China cambien el status quo, es decir, alteren las características físicas de los islotes y atolones en disputa y avancen el reclamo de la Línea de Nueve Guoóesn de Pekín antes de que el tribunal de la ONU tome una decisión de la recusación de Filipinas.
¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas