1

Un fósil de ballena de 28 millones de años de antigüedad descubierto en Estados Unidos demuestra que la ecolocación o capacidad de orientarse por sonidos surgió pronto entre los cetáceos, según informó  la revista “Nature”.