1
Cuando el sol se pone señalando a Orión, la Osa Mayor y otras constelaciones centelleantes se convierten en una agradable forma de pasar la noche. Pero no es nada comparado con el explosivo espectáculo de luces girando y cayendo en cascada que la fotografía "time-lapse”, o a intervalos, captura cuando sigue al cielo nocturno.