1
Fragmentos del carguero espacial ruso Progress MS-05 soportaron la reentrada en la atmósfera tras abandonar la Estación Espacial Internacional, y cayeron en el Océano Pacífico.