2
Hace unos días, se aprobó en Francia un proyecto de ley por el que los supermercados de más de 400 metros cuadrados deberán firmar, antes de julio de 2016, contratos con organizaciones benéficas para donarles los productos no vendidos pero aún comestibles o para su uso como alimentación animal o compost agrícola. Incumplir con esta obligación podría exponerlos a cuantiosas multas e incluso a penas de cárcel.