1
La solución es la yuca, una planta poco consumida en España pero abundante en Indonesia, donde se cultivan alrededor de 25,2 millones de toneladas cada año.