1
No ha sido cientos; no han sido miles. Han sido millones. Los vertimientos que se han hecho al Océano Pacífico, después del accidente nuclear de Fukushima casi que serían incalculables. Cada día se podrían estar depositando cerca de 300 toneladas de desechos en el mar.