1

Los profesores Jacob González-Solís y Raül Ramos, del departamento de Biología Animal de la Universidad de Barcelona (UB) y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio), han evaluado el uso de los trazadores biogeoquímicos de carácter intrínseco (isótopos estables, ácidos grasos, oligoelementos y contaminantes químicos, etc) como metodología eficaz para 'seguir' a los grandes depredadores marinos.



El estudio, que ha sido publicado ahora en portada en la revista Frontiers in Ecology and the Environment, señala que los marcadores biogeoquímicos (que no proporcionan detalles taxonómicos o de gran exactitud geográfica) presentan ciertas ventajas.