1
Es obvio que las aguas internacionales del Ártico necesitan protección. Y hace unos días, por primera vez, los estados ribereños del Ártico han reconocido que este océano es especial. En Oslo, representantes de Rusia, Noruega, Canadá, Groenlandia y Estados Unidos han firmado un acuerdo internacional sobre la pesca en el Ártico que impide temporalmente la pesca industrial, al menos mientras se recopilen datos del estado de conservación de las poblaciones de peces que moran en estas aguas. El acuerdo también es muy importante de cara a la confirmación durante los próximos meses del área marina protegida que cubriría un 10% del Santuario en el marco de OSPAR.