1
Se trata de unos pequeños crustáceos conocidos como anfípodos capaces de vivir a miles de metros de profundidad y muy voraces, pues comen casi todo lo que encuentran.