2
133 Vistas
Imanes permanentes, metales de tierras raras electropositivos (EPREM) y otras medidas eléctricas, se han puesto a prueba como medio de disuadir a los tiburones aque se acerquen a los anzuelos con carnada. Los imanes permanentes están hechos de material magnetizado y crean su propio campo magnético persistente. Los EPREM reaccionan con el agua de mar para crear dichos campos.



Los elasmobranquios (tiburones y rayas) son capaces de detectar el campo geomagnético de la Tierra usando su ampollas de Lorenzini. Los metales electropositivos o imanes parecen generar una respuesta de aversión en algunas especies de tiburones a través de una estimulación excesiva de su ampollas, que son electrorreceptores sensibles. La investigación ha demostrado que las diferentes especies de tiburones responden de manera diferente a los imanes y metales. El atún y pez espada no tienen electrorreceptores y no son repelidos por los imanes o EPREM.
¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas