1
El número de víctimas mortales de la tormenta tropical Tembin en el sur de Filipinas se elevó a por lo menos 200 personas y faltan cientos más, según funcionarios y agencias de ayuda.

Los esfuerzos de rescate están en marcha después de que la tormenta azotó la segunda isla más grande del país, Mindanao, el viernes, lo que provocó deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas.

"Estamos tratando de encontrar la forma de ayudar a tantas personas que están realmente en peligro".


La mayoría de las muertes causadas por Tembin, conocido localmente como Vinta, se registraron en las provincias de Lanao del Norte y Lanao del Sur, así como en la península de Zamboanga.



Al menos 62 personas murieron en la provincia más afectada, Lanao del Norte, donde el viernes las inundaciones arrasaron toda una aldea, según informes de prensa.


Las inundaciones repentinas que afectaron a la remota aldea agrícola de Dalama en la región de Tubod destruyeron más de 100 casas y mataron al menos a 18 personas, dijo el sitio web de noticias Rappler.


Al menos 27 personas seguían desaparecidas allí el sábado por la noche.


"Las lluvias provocaron el desbordamiento del río Cabuyo. La inundación llegó con grandes rocas y árboles desarraigados. Destruyó una comunidad compuesta por 103 casas", dijo Vicmar Palomar, un funcionario local de gestión de desastres, al sitio web de noticias.


Se ha declarado el estado de emergencia en Lanao del Norte, así como en Lanao del Sur, dijo el Philippine Daily Inquirer.


Los equipos de rescate dijeron que temen que el número de víctimas aumente a medida que los cortes de energía y la pérdida de las líneas de comunicación han bloqueado los esfuerzos de rescate y socorro.


"El terreno es un poco accidentado. Hay muchas rocas. Y el área es bastante amplia", dijo Gordon, de la Cruz Roja, a Al Jazeera.


"No se trata solo de una provincia, sino de varias provincias, por lo que nos está costando mucho tratar de comunicarnos con otras áreas que pueden haberse visto afectadas".


Harry Roque, vocero del presidente Rodrigo Duterte, dijo que al menos 72.592 personas se han visto afectadas por las inundaciones.


"Es desafortunado que otro ciclón tropical, Vinta, hizo sentir su presencia tan cerca de Navidad", dijo en un comunicado el sábado.


Tembin atacó menos de una semana después de la tormenta tropical Kai-Tek , que dejó más de 50 muertos en el centro de Filipinas.


El servicio meteorológico nacional dijo en un boletín  el sábado por la noche que Tembin ha tocado tierra en Balabac, una isla al oeste de Filipinas.


Filipinas es azotada por alrededor de 20 grandes tormentas cada año en promedio.


Pero la isla de Mindanao, hogar de 20 millones de personas, rara vez es atacada debido a su ubicación cerca del ecuador. 


En 2011, más de 1.249 personas murieron cuando la tormenta tropical Washi azotó la isla. La tormenta desató devastadoras inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en áreas donde el bosque natural había sido talado o convertido en plantaciones de piña.