0
Los cuerpos decapitados de dos tripulantes vietnamitas secuestrados el año pasado por presuntos militantes de Abu Sayyaf fueron encontrados en la isla de Basilan, Filipinas, dijo el ejército filipino.

Las Filipinas meridionales han visto un aumento en la militancia islámica con la lucha reciente en la ciudad de Marawi que se ha cobrado más de 400 vidas desde mayo.

"Nuestras tropas encontraron los cuerpos sin cabeza después de que los residentes locales nos alertaron", dijo el ejército filipino a la agencia de noticias AFP.

Se cree que tres de los rehenes siguen en poder de los militantes, mientras uno fue liberado el mes pasado.

Escalamiento de la violencia

Abu Sayyaf es uno de los grupos yihadistas más pequeños y violentos del sur de Filipinas, conocido por su actividad de secuestro por rescate y su brutalidad, incluyendo decapitaciones.

Ha prometido lealtad al llamado Estado Islámico y ha llevado a cabo secuestros de extranjeros y filipinos.

En febrero, el grupo decapitó a un rehén alemán después que su demanda de rescate no fue sido satisfecha. En 2016, fue decapitado un rehén canadiense.

Según la policía, se cree que Abu Sayyaf tiene un total de 22 rehenes, entre ellos 16 extranjeros.

Abu Sayyaf fue creado en la década de 1990 y es uno de varios grupos que en los últimos años han declarado lealtad al llamado Estado islámico.

El sur de Filipinas alberga el principal enclave musulmán del país y tiene una larga historia de violencia separatista.

En la ciudad de Marawi, la lucha entre un grupo islamista diferente, el grupo de Maute y los militares ha estado ocurriendo desde mayo con el ejército todavía luchando para derrotar a los militantes.