1

Japón, a través de un portavoz del Ejecutivo, ha manifestado su «profunda decepción» por la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, que ha dictaminado que la caza de ballenas por parte de la flota nipona no tiene fines científicos. Pero se ha comprometido a aceptar la resolución judicial, por lo que ha anunciado que suspenderá los programas de investigación que sobre ballenas desarrollaba en la actualidad en el océano Antártico, tal y como anunció ayer el ministro de Pesca Yoshimasa Hayashi.