1
1935 en el acuario Coogee de Sydney. El público se agolpaba para ver al tiburón tigre del que tanto hablaban. Al animal se le veía feliz, moviéndose con soltura frente a la gente congregada. Pero de repente parece encontrarse mal, el tiburón vomita y de su boca salen un pájaro, una rata y un brazo humano intacto.