1
El sonido de los cañones submarinos inundarán el Golfo de Valencia cuando comience la búsqueda de petróleo. Según un estudio de Ecologistas en Acción, sus consecuencias en la flora y la fauna son nefastas.