1
Cuando florecen las diminutas plantas en el océano, lo hacen por cientos de millas. El fitoplancton, la base de la cadena alimentaria marina, estalla en población cuando las aguas frías y ricas en nutrientes de los ríos o la subida del océano profundo se mezcla con las aguas superficiales que el sol que ilumina.

A nivel mundial las floraciones de fitoplancton representan aproximadamente la mitad de la fotosíntesis neta en la Tierra y son los principales actores en la toma de carbono de la atmósfera y la transfieren al océano. Con la flor viene un frenesí de alimentación, peces y mamíferos marinos acuden a la fiesta microscópica que apoya sus poblaciones que a su vez apoyan la demanda humana de pescado.

Mediciones diarias del color del océano desde los instrumentos MODIS a bordo los satélites Terra y Aqua han cambiado dramáticamente la comprensión científica de las complejas relaciones biológicas y físicas entre el fitoplancton, los ecosistemas marinos y el presupuesto global de carbono.