1
Si vivieran hoy, Cristóbal Colón o el Dr. Livingstone tendrían que embutirse en una burbuja rodeada de grueso acero para descubrir nuevos territorios. La superficie de nuestro planeta ya apenas oculta secretos, y menos aún desde que los satélites fotografían hasta el último rincón para traernos las imágenes a la pantalla de nuestros dispositivos digitales.