2
Tanto la acidificación como el aumento de la temperatura están provocando que los corales del mundo se vuelvan blancos. Eso es porque las algas microscópicas, llamadas zooxantelas, que aportan nutrientes y color a los corales, se marchan cuando éstos empiezan a sufrir. Y cuando un coral está blanco, acaba muriendo.