1
En febrero de 1960, el buzo Francisco Ayarza acuatizó en la bahía Cumberland, en lo que entonces se conocía como la isla de Más a Tierra. Llegó a encontrar los restos del SMS Dresden, crucero de la Marina Imperial alemana hundido el 14 de marzo de 1915, tras una “encerrona” de barcos ingleses. Y algo encontró, partiendo por la nave.