1
27 Vistas
En la lonja de Vigo se reciben miles de kilos de tiburón al año y sus mandíbulas son enviadas a la Universidad de la ciudad para ser estudiadas.

Se trituran las piezas y se desechan las que no son válidas, se quedan solo con la mineral pues en su entorno puede crecer tejido óseo. Eso es lo que se pretende, que las mandíbulas de tiburón puedan ser un regenerador de hueso.


¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas