1
9 Vistas

El oficial Francisco Piñeiro se sorprendió cuando el pasado día 20 vio que aquel «bulto» envuelto en sábanas blancas ensangrentadas que llegaba a sus manos era un recién nacido que aún tenía el cordón umbilical y la placenta... Era la primera vez que le pasaba algo así y nunca lo olvidará. Se trataba del momento más delicado de un martes cualquiera en el que una vez más había salido en la «Guardamar Calíope» de Salvamento Marítimo para atender las contingencias que se pudieran producir. A las 12.50 la tripulación recibió un aviso desde Almería para que se dirigieran a rescatar a una patera con 52 inmigrantes que se encontraba en dificultades en el Mar de Alborán. En principio, un servicio rutinario al que estaba acostumbrado a enfrentarse. Pero la sorpresa acechaba.

¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas