2

El número de ballenas jorobadas que visita el litoral brasileño creció desde las 1.000 registradas en 1966, cuando su caza fue prohibida, hasta las 11.418 el año pasado, pero difícilmente se volverá a las 30.000 que había antes de que los barcos balleneros casi las extinguieran.