1
Los científicos descubrieron que el agua de fusión termina asentándose cientos de metros abajo porque cuando intenta elevarse por encima del agua de mar más densa de alrededor resulta afectada por la rotación de la Tierra.