1
Se ha certificado que la sardina, como el boquerón, jurel y caballa, tienden a desplazarse al norte buscando aguas más frías por el progresivo aumento de la temperatura del mar. Ya se habla de la subtropicalización del mar del Norte. Esto crea incertidumbre sobre los caladeros, pero si se regulan bien, como se ha hecho con la anchoa del Cantábrico, el problema desaparece.