1
A simple vista parece el hipopótamo que dibujaría un niño de tres años: se desplaza bajo el agua con sus ocho extremidades como si caminara. De su boca salen dos tentáculos que usa para alimentarse y los orgánulos de su piel le permiten cambiar no solo el color de su piel, sino que esta pase de dos a tres dimensiones, cambiando su textura.


Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    3 + 4 =



Quien ha votado este artículo

Subir imagen(s)

metasepia.jpg