1
Los científicos que participaron en la expedición Malaspina han confirmado la existencia en el océano profundo de moléculas capaces de secuestrar carbono de origen antropogénico. Es una bomba microbiana de carbono que contribuye a paliar el efecto invernadero producido por la quema de combustibles fósiles. tvER ha descendido a las profundidades del océano en una producción de Luciérnaga Solar.