1
No ha podido demostrarse que exista ningún ejemplar que haya superado los 500 años, pero sí que existen hembras que, al menos han vivido 272 años, una cifra que sigue siendo increíble, convirtiendo a esta especie en el vertebrado más longevo de la Tierra.