1

Pero su supuesta abundancia y presencia en nuestra cultura, oculta una verdad subyacente: todavía sabemos muy poco sobre muchos de nuestros amigos plumíferos que se desenvuelven en el mar.



Investigaciones recientes ayudan a rectificar esta situación, revelando nuevos datos sobre la vida de pingüinos, petreles y frailecillos, y sobre cómo algunas aves que supuestamente aman la tierra son también aves marinas en secreto.