1
Los científicos están usando los estómagos de los raros lanzones (género Alepisaurus), que contienen alimentos apenas digeridos, para aprender más sobre las criaturas que conforman el medio de la red alimentaria marina y sobre la penetración de los plásticos en el océano.